Además del material y trucos para sanitarios. También el modelo que desea, en el comercio donde adquiera sus nuevas piezas para el baño o la cocina, le preguntaran por la disposición del espacio.

Te sera útil: Cómo instalar una ducha en casa

Sanitaria básica

En lo que respecta a las mesadas de cocina, la utilización de una o dos piletas dependerá en gran parte de las preferencias del usuario, pero también de la comodidad de disponer de una zona para el agua fría y otra para la caliente, del espacio disponible en la cocina y de la existencia o no de un lavaplatos.

Sea como sea, la pileta es un componente indispensable en la cocina que merece cuidados especiales.

No sólo está expuesto a los devastador es efectos de la cal, sino que también sufre frecuentes atascos debido a los restos que se suelen filtrar a través de la cañería.

El caso de la pileta del, baño es similar.

Un buen mantenimiento y unos correctos hábitos de higiene le evitaran incómodas reparaciones y lo mantendrán alejado de malos olores.

Acero y cerámica

Junto a las piletas de cerámica, se comercializan otras muy resistentes: Las de acero inoxidable y las de acero esmaltado.

En el caso de los primeros, deberá cuidar la elección de los productos de limpieza: no utilice nunca esponjas de aluminio, ni polvos abrasivos ya que podría rayar la superficie.

En el mercado se encontrara con una gran variedad de modelos y complementos: Piletas para empotrar en la pared o encastar en un mueble.

En el caso de las piletas para cocina, sencillas o dobles con escurridor incluido y con la posibilidad de añadir, por ejemplo, canastos de alambre o plásticos para lavar verduras.

Remedios contra atascos

La mayor parte de los modelos disponen de rejillas en los sumideros que impiden que se cuelen residuos.

Las canillas tampoco están a salvo, debido a la acumulación de cal en los filtros.

Para subsanar este problema se suele recurrir a productos antical.

Sin embargo, hay que tener cuidado al aplicarlos, ya que pueden corroer las juntas.

Una solución menos riesgosa consiste en limpiar los filtros con vinagre hirviendo.

Cuando el hueco de la canilla ya este hecho y vaya a instalar un juego de grifería nuevo, tan sólo debe procurar que quede bien fijado. No tendrá que romper nada.