Tabla de Contenido

Con las lluvias de invierno muchas veces aparecen humedades en la pared y cuando volvemos a nuestro apartamento vacacional nos encontramos con ellas. Incluso pueden aparecer en la casa que habitamos de forma habitual. ¿Qué podemos hacer?

En primer lugar, tenemos que ver si se trata de humedad debido a una falta de ventilación de la habitación en cuestión o si es una infiltración de agua. Muchas de las humedades aparecen porque no hay una renovación de aire adecuada y solucionando ese problema se acaba la humedad.

Soluciones:

En caso que sea por culpa de la ventilación necesitaremos una cámara de aire.

Cámara de aire, humedades

Las cámaras de aire son esenciales para todos los hogares, especialmente los de planta baja. Normalmente se colocan cuando se construye el piso pero se puede poner también una vez ya estén montados. Lo malo de esta medida es que requiere una buena inversión, aunque hay que tener siempre presente que hay tipos de cambios en la vivienda que pueden ser bonificados así que no está de más informase bien para ver si podríais recuperar parte del dinero por esta mejora.

También puede hacerse un aislamiento con celulosa pero también es bastante costoso.

Celulosa para humedades

Aunque hay que decir que a veces no es necesario gastarse un dinero para lograr este reciclaje del aire sino que muchas veces basta con abrir puertas y ventanas a diario. Recordad que mantener una buena ventilación del hogar es bueno para renovar el oxígeno de la casa y eliminar bien los humos que puedan acumularse como los que proceden de la cocina o de la ducha. Todo este humo puede ser causante de generar una humedad si se mantienen puertas y ventanas cerradas todo el tiempo.

Humedad ventilar

Mi consejo es que cuando estemos cocinando, ya sea invierno o verano, tengamos las persianas subidas y las ventanas abiertas para que se vaya el humo. Y hacer lo mismo en cuanto hayamos acabado de darnos un baño. Así eliminarás los vapores dañinos de una manera sencilla y rápida. Y evitarás problemas posteriores que suelen aparecer como que aparezca una humedad en la pared. Y no sólo estos casos sino todos aquellos que puedan generar humo o vapor de agua como por ejemplo la ropa que tendemos en la habitación. Si está mojada y la tenemos allí para que se seque desprenderá vapor de agua y eso, si no se renueva el aire, genera humedades.

Otra alternativa es comprar sales especiales que absorben la humedad, así aquella que se produzca será captada y ya no afectará a las paredes de la casa ya que absorben el exceso de humedad.

Antihumedad

Si el problema son las fugas es algo más complicado porque se debe localizar bien de dónde viene la fuga y esto no suele ser una tarea fácil. El agua puede desplazarse muchos metros desde el lugar de salida hasta el punto en que podamos detectarla y por eso da tantos quebraderos de cabeza. Antes de empezar a romper todas las paredes de la casa es aconsejable realizar una imagen térmica de la zona en la que podría encontrarse la fuga para detectar mucho más fácilmente en qué punto se encuentra la pérdida.

Detectores de fuga