Add to Flipboard Magazine.

Técnicas para combatir la polilla

Técnicas para combatir las polillas.

¡Malditos bichos!

Póngase manos a la obra en cuanto advierta el más mínimo síntoma de polilla en su casa.

Este minúsculo pero voraz huésped es capaz de acabar con toda la madera que encuentre a su paso y hay que combatir la polilla.

La polilla no es el único parásito que se alimenta de madera, aunque sí el más nocivo.

También hay hongos que se instalan en los muebles, sobre todo en aquellos que están situados en lugares húmedos y poco ventilados.

Su aparición se detecta por el aspecto grisáceo que adquiere la madera.

Posteriormente, ésta se agrieta y se parte.

Insectos y polillas;

Cada madera tiene su tipo de insecto comedor de madera que la afecta.

Entre ellos los más comunes son, el taladro, la polilla y la termita.

La polilla adulta por ejemplo, es difícil de ver, pues sólo aparece en verano o hacia el final de la primavera y únicamente permanece en el exterior durante unos días.

En cambio las larvas pueden vivir en la madera durante años.

Para estos casos la solución es la aplicación de insecticidas, que preservan la madera de la acción de los insectos y también de los hongos.

Te va a interesar: Trucos caseros para restaurar un muebles

Limpiar y prevenir;

Debido a la celeridad con que se extiende, todo tratamiento para combatir la polilla debe ir acompañado de otro que proteja los muebles contiguos.

Del mismo modo, si el mueble que usted ha tratado solo tiene una parte afectada, aplique también el producto sobre toda la superficie para evitar nuevos problemas de infección.

Inyectar el insecticida en cada uno de los orificios provocados por la polilla es uno de los sistemas más eficaces para combatirla.

Termitas… ¡No!

Es la plaga más destructiva, pero rara vez ataca a los muebles.

El motivo reside en que las termitas viven bajo tierra y sólo se desplazan a la madera más cercana el, piso.

Pero cuando suben por las paredes para llegar a las vigas arrasan cualquier madera que encuentren en su camino.

Nutrir la madera.

Cuando se trata de muebles viejos, y más aún si han sido sometidos a algún tratamiento con fungicida, la madera presenta un aspecto deshidratado y reseco y en consecuencia, los muebles pierden gran parte de su brillo.

Es el momento de nutrirlos para que recuperen todo su esplendor.

La forma más habitual de hacerlo es aplicando 75 % de barniz y 25 % de aguarrás mineral.

Luego la madera estará lista para barnizar.

Para las maderas a las que se le va aplicar laca, la mejor forma de nutrirlas es mezclando tres partes de thinner y una se sellador.

Si te gusta trabajar con madera, no dejes de leer esta entrada: Recomendaciones para restaurar muebles

Deja un comentario