Requerimientos del aceite para refrigeración.

separador de aceite

El conocimiento de las características de los aceites para refrigeración, incumbe principalmente a los fabricantes de equipo.

Sin embargo, es importante para los técnicos y mecánicos en refrigeración, comprender los principios básicos de selección de aceites, para que puedan resolver los problemas que pudieran resultar, por no usar los aceites adecuados en las instalaciones de refrigeración.

Un buen aceite para refrigeración debe reunir las cualidades que a continuación se enlistan.

  • 1. Mantener su viscosidad a altas temperaturas.
  • 2. Mantener buena fluidez a bajas temperaturas.
  • 3. Ser miscible con los refrigerantes a las temperaturas de trabajo.
  • 4. Tener buena (alta) capacidad dieléctrica.
  • 5. No tener materia en suspensión.
  • 6. No debe contener ácidos corrosivos o compuestos de azufre.
  • 7. No formar depósitos de cera (flóculos) a las bajas temperaturas del sistema.
  • 8. No dejar depósitos de carbón al entrar en contacto con superficies calientes dentro del sistema.
  • 9. No contener humedad.
  • 10. No formar espuma.
  • 11. Ser química y térmicamente estable en presencia de refrigerantes, metales, aislamientos, empaques, oxígeno, humedad y otros contaminantes.

Tal aceite para refrigeración sería perfecto para todos los sistemas, pero no existe. Por lo tanto, se seleccionará el aceite que más se acerque a estas propiedades y que cubra las necesidades específicas del sistema.

Propiedades de los aceites lubricantes.

La lubricación es la separación de partes en movimiento por una película de aceite, mientras más cercanas están estas partes unas de otras, más importante se vuelve la lubricación.

El aceite circula a través del sistema con el refrigerante.

Los aceites para refrigeración deben tener ciertas propiedades, porque se mezclan con los refrigerantes.

El aceite entra en contacto directo con los devanados calientes del motor, en unidades herméticas y semiherméticas; por lo que debe ser capaz de soportar temperaturas extremas, y no ser dañino al refrigerante y al equipo. Además, debe mantener viscosidad suficiente, para permitir una lubricación adecuada. Asimismo, el aceite se enfría a la más baja temperatura del sistema, y debe permanecer fluido en todas las partes.

La fluidez de la mezcla aceite – refrigerante, es determinada por el refrigerante utilizado, las temperaturas, las propiedades del aceite y su miscibilidad con el refrigerante.

Todos los compresores requieren lubricación.

Los fabricantes de compresores, generalmente recomiendan el tipo de lubricante y la viscosidad que debe usarse, para asegurar una operación adecuada y la durabilidad del equipo.

Esta recomendación se basa en varios criterios, tales como la lubricidad, compatibilidad con los materiales de construcción, estabilidad térmica y miscibilidad con el refrigerante.

Para asegurar una operación eficiente, es importante seguir las recomendaciones del fabricante.

Al respecto, muchos técnicos dicen: “Todos los aceites lubrican, así que, ¿cuál es la diferencia entre uno y otro?

Hay una gran diferencia. Como se mencionó anteriormente, los aceites para refrigeración son fluidos sumamente especializados, para cumplir con un trabajo adecuado en la lubricación de los compresores para refrigeración.

Estos aceites, por lo tanto, tienen características muy especiales llamadas propiedades, las cuales se describen por número para dar un valor exacto.

Aquí (Viscosidad del aceite) se examinarán cada una de esas propiedades y se verá:

  • a) que es,
  • b) ¿por qué es importante? y
  • c) cuales son sus valores.

El orden no necesariamente significa su importancia.