La habitación de los peques que “crece” con ellos

Hoy vamos a dedicar este post a los niños y jóvenes también, y lo vamos hacer dando ideas para diseñar y decorar sus dormitorios. Sabemos que es una tarea difícil porque los gustos de los niños y jóvenes cambian tan rápido como crecen. Es por eso que una buena idea es plantear sus dormitorios con proyección de futuro. Podemos hacer que se adapten a lo largo de las diferentes etapas de crecimiento, e incluso que sirvan para la adolescencia, es una buena manera de ahorrar tiempo y dinero.

Lo principal es jugar con elementos permanentes intemporales, como una cama de tamaño grande y un buen armario. Luego adaptarla a las necesidades. Dependiendo de cuando hagamos la habitación, tendremos que tener en cuenta que hay que poner una mesa para los estudios, a poder ser un poco gruesa para poder estudiar cómodamente. Si por el momento no es necesario, podemos dejar el espacio para colocarla cuando sea necesaria.

vintage_decoracion

Ahora vamos a jugar con  la tonalidades de los muebles fijos, es importante que sean neutros, así será más difícil que se cansen de ellos y puedan durar más tiempo sin que parezcan demasiado infantiles para un adolescente, ni que pasen de moda. El blanco siempre es un clásico que funciona, pero también podemos optar por tonalidades en gris claro, o beige, así como con acabados de madera natural. Siempre hay que tener en cuenta que los dormitorios es mejor que tiendan a colores claros, ya que serán más alegres y luminosos.

decoracion-infantil

decoraciones

decoracion-rustica

Una vez que elegimos los muebles, que es lo más complicado de cambiar, llega el momento de escoger los colores de la pared. Si hemos elegido los muebles neutros, tenemos mucha libertad a la hora de elegir el color de la pared, así como los complementos de decoración. Por costumbre, a los niños se les asocia con el azul, podemos optar por un azul cielo, un azul marino, un azul ultramar, o incluso un azul grisáceo; pero si queremos romper con ese color, un buen recurso es jugar con tonos beige, combinados con rojos, tonos grises, o blancos, etc. Una buena idea es colocar algún papel pintado o vinilo, por lo que es un elemento que no es fijo, pero que puede dar un aire divertido en la habitación. Aquí tenemos una herramienta para usar así tendremos una idea.

deco

 

vintage_decoracion Una vez tenemos todo esto hecho, hay que elegir los complementos, elementos que dejen volar la imaginación y se puedan ir cambiando a medida que los niños crecen. Almohadones con formas y colores divertidos, cajas , cortinas, una pizarras, cuadros, lámparas, etc.

Imágenes he ideas cortesía de: Adelaxirauinteriors.wordpress.com/