Add to Flipboard Magazine.

Puertas, técnicas de instalación

Aquí se detalla el proceso básico para que usted pueda, sin demasiada dificultad, colocar puertas de paso en su vivienda. Preste atención, sólo necesitara alguien que le ayude.

La puertas principales, en cambio, es mucho mejor y, sobre todo, más seguro que sean instaladas por un profesional.

Técnicas de instalación.

En un abrir y cerrar de bisagras.

No espere a  que se vuelvan inservibles. Cambiar las puertas de su casa puede ser una forma más de dar un cambio a la decoración de su hogar.

Tras retirar la puerta antigua, lo primero que debe hacer es comprobar las medidas de la mueva. Lo más probable es que tenga que  rebajarla para ajustar sus dimensiones a las del marco. A continuación, revise el estado de los antiguos herraje de rotación o bisagras.

Si no están excesivamente deteriorados puede conservarlos para su nueva puerta. Tenga en cuenta que si la puerta que va a instalar es más  pesada que la anterior, deberá  comprar unas bisagras mas resistentes, capaces de soportar una mayor envergadura. Si lo que desea es poder desmontarla  siempre que quiera, deberá sujetar la puerta con pernos –estos herrajes permiten que los elementos móviles se desmonten-.

Puertas corredizas

Instalar este tipo de puertas resulta más difícil, especialmente las plegables en acordeón –mejor que lo haga un profesional-.

Si quiere puede atreverse con una corrediza de hoja plana. Para colocarla, tendrá que poner una guía en el margen superior del hueco y otra guía equipada en el canto inferior de la puerta, que estará en contacto con el suelo.

Cuando instale una puerta elija una puerta elija las bisagras más adecuados, según el tipo de puerta: si es pesada, si desea desmontarla o no…

COMO INSTALAR UNA PUERTA

Que se necesita 

Lápiz, cepillo de carpintero (tradicional), Papel de lija, tres bisagras cuadradas, regla de acero, trincheta, corta fierro grande, tornillos, destornillador y cuña de madera para calzar.

1- Empiece verificando las medidas de la puerta;

Apoye la puerta contra el marco y señale el sobrante con un lápiz. Entre la puerta y el marco debe haber una separación de 4 mm en la base y de 2 mm en los laterales y la parte superior. Si es necesario, vuelva a comprobar si la medida es correcta.

2- Cepille lo que sobra para que la puerta ajuste a la perfección;

Elimínelo con un cepillo de carpintero convencional. Después, deberá frotar las zonas cepilladas de la puerta con un papel de lija para suavizar la superficie.

3- Presente las bisagras en su lugar para hacer el hueco;

Deberá trazar el contorno de las bisagras para poder rebajar después la madera.

Sitúe las tres bisagras en el lugar que van a ocupar y dibuje su contorno con ayuda de un lápiz.

4- Marque el perfil de las bisagras con una trincheta;

Antes de abrir el hueco para las bisagras, tendrá que hacer un hueco bastante profundo en la madera.

Apoyándose en una regla de acero para no desviarse, perfile el contorno que ha dibujado antes con la ayuda de una trincheta.

5- Abra la cavidad a la misma profundidad que la hoja;

Con un corta fierro haga cortes transversales separados por pocos milímetros.

Vuelva hacia abajo el bisel del mismo y vaya sacando los trozos de madera. El fondo del hueco tiene que ser de la misma medida que la hoja de la bisagra. Si la bisagra sobresale, aunque sea mínimamente, deberá rebajar el hueco un poco más.

6- Ahora, ya puede atornillar las bisagras en su lugar;

Introduzca las bisagras en le hueco, ponga un tornillo en cada uno de los orificios y atornillemos fuertemente.

¡La cabeza de los tornillos no bebe sobresalir de los orificios, si no, la puerta rozará al cerrarla!  

7- Haga la cavidad destinada a las bisagras en el marco;

Coloque la puerta en el marco, calzándola para trabajar con mayor comodidad y para conseguir la altura exacta. Señale la posición de las bisagras en el marco y abra los huecos siguiendo el mismo procedimiento de antes con la puerta.

8- Por último atornille la otra ala de la bisagra al marco;

Atornille las bisagras al marco y, antes de dar por finalizada la tarea, compruebe que la puerta abre y cierra correctamente, sin rozar ni ofrecer ninguna resistencia.

Un consejo

En compañía.

Resulta muy conveniente contar con la ayuda de alguien a la hora de colocar una puerta.

Su asistente la sujetara mientras usted la calza o mientras señala los puntos exactos donde irán las bisagras.

¿Sabia que…?

¡Fuera ruido!

Si le incomoda el ruido que las puertas corredizas hacen al desplazarse, intente hacerlas más silenciosas.

Revise que el riel esté funcionando bien o aplique un lubricante para un desplazamiento correcto.

Deja un comentario