Los trucos del papel

Si tras echar un vistazo a los diferentes revestimientos para paredes se ha quedo con el papel, no permita que le den gato por liebre. Infórmese primero sobre la calidad del material, el grosor más adecuado y su resistencia a la humedad.

Si opto por el papel, lo primero que debe considerar al elegir el modelo es su resistencia: tendrá que durar en perfecto estado durante mucho tiempo.

Si estas pensando en decorar: Ideas para decorar tu dormitorio

El grosor marca la punta.

Por su propia consistencia, el papel estándar fino no gozara de “larga vida”, aunque si que le habrá dado mas de alegría al colocarlo (al ser mas ligero resulta mas fácil de manejar).

Los mas gruesos suelen estar tratados con fungicidas para repeler la humedad, algunos se pueden limpiar con una esponja e incluso hay otros que se pueden frotar –es el caso de los vinílicos-.

Por todo ello, se pueden instalar hasta en el baño.

Sin necesidad de encolar.

Para facilitar el trabajo a los menos habilidosos hay algunos papeles que se comercializan ya encolados, pero estos solo son recomendado para paredes de yeso.

Como ya llevan el adhesivo incorporado, basta humedecerlos con agua y extender las franjas sobre la pared.

Así se evitan las manchas de cemento.

Además, tiene la ventaja de que no se deforman, con lo cual es menos probable que aparezcan burbujas al colocarlos.

Sobre las paredes de cemento siempre se deben aplicar los papeles tradicionales.

 Los estampados, los colores.

Tengan en cuenta que los estampados grandes siempre se adaptan mejor a espacios amplios y luminosos, mientras que los diseños pequeños lucen mejor en habitaciones chicas.

Si tiene que empapelar una habitación pequeña, sin duda la mejor elección  es un papel de un solo color, acaso con algún relieve. Debe saber también que los papeles rayados permiten ampliar los ambientes en sentido de las líneas.

Los revestimientos texturados amplían la gama de efectos decorativos del papel: estampados, texturados, efectos especiales