Limpieza de laca libros y más.

Laca.

Si quiere evitar desastres, no use agua para limpiar objetos laqueados.

Prepare una pasta con 1 cucharada sopera de harina, mezclada con aceite de linaza y aguarrás en partes iguales. Pásela en circulo y muy suavemente sobre el objeto.

También puede usar un agua de salvado preparada de la siguiente forma: coloque 100 grs.

De salvado en una media de nylon vieja y sumérjala en medio litro de agua muy caliente.

Luego empape un trapo con el agua de salvado, frote cuidadosamente, deje secar y saque brillo con franela suave.

Libros

El libro es un amigo.

Y a los amigos hay que cuidarlos.

Para la limpieza general, repáselos con talco perfumado o tiza blanca(de modista).

Así deben permanecer dos días.

Un cepillado suave les va a dar el toque final.

Con grasitud.

Pase tiza blanca común rallada sobre la mancha, sosteniendo la hoja entre dos papeles absorbentes; pase la plancha tibia varias veces, cepille.

Sí la gratitud persiste, pase trapo apenas húmedo con disan, seque con secados de pelo.

Con humedad.

Repase suavemente las manchas con agua clorada; 2 cucharadas soperas de hipoclorito de sodio por cada litro de agua.

Seque con secador de pelo.

Los problemas de humedad pueden evitarse si coloca palitos con cloruro de calcio en las bibliotecas.

Tapas y cantos de los libros.

Muchas veces los insectos manchan los libros.

La limpieza se hace con 1 litro de alcohol azul con 5 % de amoniaco.

Para facilitar el trabajo, se recomienda usar una prensa.

Vera que el libro se secara en perfectas condiciones.

Insectos.

Atacan los libros y cuadros. Ya hemos dado una receta para la limpieza de los cuadros. Aquí damos otra posibilidad aplicable también a los primeros.

Tome un frasco de boca ancha.

Coloque en el frasco un algodón empapado en tretracloruro de carbono y déjelo por lo menos 12 horas detrás de los libros y cerca de los cuadros.

Cuide que la biblioteca no esta en un dormitorio cerrado pues el tetracloruro de carbono es sumamente toxico.

Abra las ventanas para hacer el tratamiento.

Finalmente retire el frasco y tírelo.

Marcos.

Cualquier marco se limpia primero en seco.

Lo ideal es hacerlo con aspiradora o con un cepillo de dientes muy blando para llegar a todos los rincones.

Luego le pasa una mano muy suave de cera sin color, y repasa con franela seca.

Marcos dorados.

Lo primero es batir una clara con 1 cucharadita (de te) con jugo de limón. Lo siguiente es repasar el marco con este preparado. Enjuague con un trapo húmedo con agua, y por ultimo deje secar.

Para protegerlo de las visitas de las moscas, hierva 2 cebollas picadas en trozos en un litro de agua y repase el cuadro con el agua. Los insectos no insistirán.

Para conservar y reavivar el dorado de los marcos, debe repasarlos suavemente con un algodón empapado en vinagre de vino.