El nuevo grifo Swirl es hermoso a la vista y ecológico.

Hoy he querido dedicarle este post porque me ha encantado estas ideas creativas y el diseño, creo que os puede gustar también a vosotros.

Como podéis ver en la imagen se trata de un grifo que gracias a su forma de sacar el agua permite crear un flujo de agua realmente artístico y que nos permite ahorrar agua.

Es muy sencillo y ha sido diseñado por un estudiante del Royal College of Art de Londres.

Lo ha bautizado con el nombre de Swirl (remolino) por el efecto que da el agua cuando cae.

Sin dudas esto te va a ser muy util: Sistemas de tratamiento de aguas residuales

El agua del grifo se convierte en arte gracias a una estratagema que consiste en unos agujeros que permiten ajustar y dar forma al flujo de agua.

Sí, así de sencillo pero nadie lo había pensado hasta ahora así que Swirl se ha merecido el premio que recibió pese a su sencillez.

El grifo premiado por su ahorro

Consiguió llevarse el premio especial iF Haier del 2014 al mejor proyecto realizado por un estudiante.

A veces las cosas más sencillas son las más impresionantes.

Simin Qiu es el estudiante del que estamos hablando y  creador de este grifo tan particular.

No sólo pensó en un sistema para el ahorro de agua, sino también tuvo siempre presente el diseño.

Una gran idea para lograr un efecto más llamativo y positivo ante el público.

La verdad es que aunque parezca mentira, este sistema de agujeros permite ahorrar hasta un 15% de agua.

Para lograr un efecto similar en términos de ahorro a día de hoy se podría emplear un filtro.

De hecho hay muchos hogares que ya hacen uso de los filtros en sus grifos y lo notan realmente en la factura a parte de tener un agua de más calidad.

Lo bueno de Swirl es su hermoso diseño. Mismo efecto que un filtro pero mucho más bonito.

El diseño se valora. En este diseño nos encontramos con una doble turbina incorporada, capaz de crear un vórtice de agua natural bajo la influencia de la gravedad. 

Todo esto lo combina con los orificios de la boquilla del grifo, con tres estructuras diferentes para crear diferentes juegos de agua (más o menos potencia).

Y el resultado ya lo véis en las fotos. Aunque en vivo es incluso más hermoso de ver.

En comparación con los grifos habituales, Swirl no está equipado con una palanca o un botón, es un sensor que necesita un mínimo toque para activarse y que salga agua.

¿Os ha gustado tanto como a mi?

No te vayas sin leer este articulo, el ahorro es muy importante: W+W el inodoro que ahorra agua en tu hogar