Una lindas estampas…

La aplicación de estampas es una manera sumamente fácil y económica de decorar paredes, muebles, telas y pequeños objetos decorativos. Además, es una técnica entretenida y divertida que, por su procedimiento  permite desplegar un autentico proceso creativo. En definitiva, verá que es casi un juego de niños.

 Ideas y técnicas para crear estampas

Crear con molde

Por sus excelentes resultados y por la rapidez de ejecución, la aplicación de estampados es la técnica idónea para decorar en un abrir y cerrar de ojos.

La aplicación de estampas no es más que la impresión de un  dibujo sobre una superficie mediante un molde o sello de goma. De la misma manera  que sucede con las plantillas para estarcir, los sellos pueden comprarse ya hechos o confeccionarse en casa.

Primero, el molde.

En las tiendas especializadas existen una gran variedad de diseños para estampar, pero usted puede elegir el motivo que más le guste y fabricar el sello con caucho o espuma plast de densidad media. Calque el dibujo sobre el caucho o la espuma y, después, repase el contorno del dibujo. Con cuidado, proceda a cortarlo con una trincheta. A continuación, pegue la esponja o el caucho a una lámina de madera y añada un pequeño mango con el que le será mucho más fácil manejar el sello.

Secretos y trucos.

La tinta de imprenta, de la que existen gran variedad de colores, es la pintura adecuada para estampar.

Otro útil consejo que podemos ofrecerle es que, en el momento de aplicar el sello sobre la pared, lo haga firmemente.

Y con un movimiento de balanceo, de la misma forma que estamparía un sello de oficina sobre un papel.

Pocas técnicas aventajan en velocidad a la aplicación de estampas. Basta impregnar de pintura el molde y calcarlo por todas partes.