Add to Flipboard Magazine.

Como reponer un azulejo roto

Que se necesita:

Cuchillo, paños de algodón, espátula, cemento o pegamento de resinas epóxidas y adhesivo para embaldosar.

Dificultad:

1) Quite el azulejo con la ayuda de un cuchillo; lo primero que debe hacer es extraer el azulejo de la pared ayudándose de un cuchillo. Introduzca la punta del cuchillo en las juntas y vaya presionando con suavidad. Es importante que haga esta operación con cuidado para que la baldosa salga de forma limpia y no se astillen los pedazos.

azulejos-rotos

2) Elimine los restos de adhesivo de la baldosa; con un paño húmedo, limpie la superficie del azulejo y también la zona donde tendrá que aplicar el cemento. Déjelo secar para que la colocación sea perfecta. También deberá eliminar con una espátula los restos que hayan quedado en la pieza para poder volver a fijarlo en la pared.

azulejos-rotos-1

3) Luego pegue la pieza con cemento de contacto; necesitará un adhesivo fuerte, como cemento de contacto o un pegamento a base de resina epóxidas. Una los pedazos del azulejo y alise la superficie de la zona pegada con un cuchillo, eliminando el exceso de adhesivo.

azulejos-rotos-2

4) Una vez seco el pegamento, aplique cemento para azulejos; deberá esperar a que el azulejo se seque perfectamente antes de proceder a pegarlo de nuevo. Aplique cinco toques de cemento (cuatro en las esquinas y uno en el centro) en la cara posterior del azulejo. Una vez limpia la cavidad en la que se ha de colocar, ya puede volver a pegarlo.

azulejos-rotos-3

 

Un Consejo:

Brillo y esplendor

A lo largo del tema azulejos hemos ido apuntando que cada material tiene una conservación diferente, pero vamos a fijarnos en los azulejos cerámicos porque son los más frecuentemente utilizados. En los instalados en cuartos de baño, basta limpiarlos con agua y un detergente neutro, aplicando también algún producto antical en las zonas más expuestas al agua. En la cocina, la grasa nos obligará a usar algún producto específico.

También te puede interesar:   Como protegernos de la humedad

Cuidar las juntas; por lo que se refiere a la conservación de las juntas, hay que limpiarlas de vez en cuando. Si el embaldosado es muy antiguo, conviene pensar en volver  aplicar una capa de pastina para juntas con el objetivo de rejuvenecer su aspecto. Si las juntas son de color blanco, también puede adquirir algún producto blanqueador, que tendrá que aplicar con pincel.

azulejos-rotos-4

Un truco

Azulejos que se resisten

Si le cuesta mucho acabar de despegar un azulejo que está flojo, puede servirse de una herramienta peculiar pero infalible. Mientras hace palanca con un destornillador pequeño o con un cortafierro fino, haga también ventosa con una sopapa sobre el azulejo. Saldrá sin problemas y sin sufrir ningún daño.

Deja un comentario