El vintage nunca pasa de moda y es un estilo que queda muy romántico, relajante y suave en un hogar.

Para lograr este efecto basta con jugar con colores como el blanco o colores claros e incluso quitar capas de pintura del propio mueble. No es muy difícil de hacer y el resultado es casi siempre espectacular y bello a la vista.

vintage2

Los colores que más se utilizan en los muebles para lograr este efecto vintage son el blanco, el beige o el gris, casi siempre mezclados entre sí. Incluso se juega mucho con dar partes de color y otras que no tengan usando un tono marfil, arena o gris perla. También se suelen emplear colores pastel para que quede como si el mueble estuviera polvoriento pero de forma elegante. Para crear este efecto los mejores colores son verde, azul pálido y lavanda.

Además, no sólo podemos lograr este ambiente con nuestros muebles sino que sería bueno emplear telas como el lino, el cáñamo o el algodón y combinarlo todo con objetos de hierro o madera para que quede aún más bonito.

vintage3

Sí es cierto que podemos comprar muebles que tengan este estilo sin tener que hacer nada más que ir a la tienda a elegir el que más nos guste pero también podemos hacer los nuestros propios dando ese toque personal la casa que nadie más puede darle.

En este post os enseño una forma muy fácil de lograrlo:

Primero selecciona el objeto que vas a modificar. Puede ser un armario, una mesa, una silla, o puede empezar desde un simple marco para ir practicando.

Antes de ponerte manos a la obra debes sacar todo lo que el mueble tenga de más, es decir, manijas, manillas…incluso puedes pensar en cambiar estas partes por otras más adecuadas a tu nuevo estilo!

A continuación, seleccione el método que desea adoptar.

  • Técnica 1:

Material que necesitarás:

– Agua
– Bicarbonato
– Papel de lija fino
– Esmalte acrílico satinado al agua (color claro)
– Pincel plano
– Cera al agua o barniz para muebles incoloro

vintage4

Pasos:

1- Limpia el mueble con un paño humedecido en agua y bicarbonato de sodio.
2- Lija con cuidado las partes del mueble que quieres resaltar como las esquinas por ejemplo.
3- Pasa el esmalte acrílico por todas estas zonas que has lijado, eso sí, diluida en agua a un 50%. Cuando aún siga húmeda escampar el exceso de la pintura por el mueble para que se estire.
4- Para darle un toque más antiguo lija alguna zona de forma errática.
5- Limpia el polvo y añade el barniz o cera en todo el mueble.

  • Técnica 2:

Materiales:

– Agua
– Bicarbonato
– Papel de lija fino
– Esmalte acrílico satinado al agua (de color claro)
– Pincel plano
– Vela
– Cera para muebles o barniz incoloro

vintage5

Pasos:

1- Limpia el mueble con un paño humedecido en agua y bicarbonato de sodio.
2- Como en la técnica anterior, lija sólo las zonas que quieras remarcar.
3- Pasa una vela por todas las esquinas, frisos y las otras partes que quieras que parezcan antiguas.
4- Pinta con el esmalte acrílico de tono claro opaco estas zonas, dando dos o tres capas.
5- Lija las partes donde has pasado la vela para que se desprenda el esmalte y se vea la zona pintada y le dará ese efecto de algo usado y antiguo.
6- Limpia el polvo. Añade el barniz o cera para muebles.

  • Técnica 3:

Materiales:

– Agua
– Bicarbonato
– Papel de lija fino
– Esmalte acrílicos satinado en agua (claro y oscuro)
– Cepillo plano
– Vela
– barniz o cera para muebles

vintage6

Pasos:

1- Limpia el mueble con un paño humedecido en agua y bicarbonato de sodio.
2- Pintura con esmalte acrílico opaco de tono oscuro (por ejemplo: carbón gris, azul claro, marrón) todos los rincones, frisos y otras partes que quieras resaltar en tu obra final.
2- Pasa una vela en todas las partes pintadas de oscuro.
3- Luego pinta el mueble con el tono claro (por ejemplo: blanco, marfil), dando dos o tres capas.
4- Lijar con una lija fina los puntos por los que has pasado la vela. Esto hará que el barniz se caiga y salgan las partes que habías pintado oscuras.
5- Limpia el polvo y pasa una capa de barniz o cera por todo el mueble.

Hasta aquí las 3 formas de lograr que tus muebles parezcan más antiguos y elegantes a la vez.