Tuberías antiguas, aire en los radiadores, malos olores o pequeños escapes algunas de las anomalías más frecuentes que presenta la instalación de agua domestica. No se preocupe. Todas tienen arreglo.

Un problema, una solución

La resolución de esta clase de imprevistos forma parte del trabajamos básicos del aficionado plomero.

De todos modos, también debe saber cómo evitar que lleguen a producirse estos problemas. Es el caso de mal funcionamiento de las tuberías antiguas, que puede producirse de manera inesperada, normalmente puede prevenirse con un mantenimiento adecuado previo a un uso intenso.

Un buen procedimiento para esquivar este problema es revisando las tuberías que estén a la vista, y en caso de que fuera necesario recubrirlas con una funda de material aislante, como la fibra de vidrio, que podrá sujetar con alambre.

Pequeños escapes

Un escape de pocas dimensiones en una tubería-simple poro abierto- puede solucionarse provisionalmente con un poco de cinta aislante. No obstante, se trata de reparaciones de emergencia que, en ningún caso, conviene prolongar.

Cuando tenga tiempo para dedicarle una mañana entera, provéase de todo lo necesario y arregle el escape mediante el método de la soldadura, que el proporcionara una reparación mucho más segura y definitiva.

Lea detenidamente las recomendaciones del paso de la página derecha para saber cómo hacerlo.

La cinta aislante le solucionará un pequeño escape sólo de forma provisional. Tan pronto como le sea posible, repárelo.

Cierre la llave

Si se encuentra ante un escape de grandes dimisiones o una posible inundación, no pierda la calma. Primero de todo, corra a cerrar la llave de paso general del agua y después intente averiguar cual ha podido ser la causa. En caso de duda, y antes de volver a abrirla avise plomero.

Tuberías congeladas

Una bajada extrema de las temperaturas en inviernos muy crudos puede llegar a afectar las tuberías. Si bien no es algo común puede ocurrir, tomarnos por sorpresa y provocar que las tuberías exteriores de la casa se congelen.

Es más probable que pase en casas de campo o en lugares más descampados donde las temperaturas pueden ser más bajas. En estos casos, es fundamental que intente descongelar la zona inmediatamente o si es posible aplicar alguna fuente de calor en la zona afectada