Add to Flipboard Magazine.

Conceptos básicos de la instalación eléctrica domestica

Comenzamos otras ideas aquí en Esmihobby, instalación eléctrica conceptos básicos y como desde casa lo podemos hacer, con cuidado.

Iluminación y electricidad

 Trabajando con chispa hay que tener cuidado con la electricidad en casa

Aunque pueda parecer un tema complicado, vera que no lo es. Conociendo los conceptos básicos sobre técnicas de instalación, normas de seguridad, herramientas y materiales del electricista, podrá ponerse manos a la obra.

Conceptos básicos de la instalación eléctrica domestica.

Luz y energía.

La instalación eléctrica se encarga de distribuir la electricidad a todos los equipos del hogar, ya sen electrodomésticos o de iluminación.

Se entiende por instalación eléctrica el conjunto de componentes que transportan y distribuyen la electricidad desde el punto de entrada de una vivienda hasta los receptores finales –mecanismos de conexión y accionamientos-.

Pero, ¿cómo llega la energía eléctrica a las viviendas? La electricidad se produce en grandes centrales mediante generadores movidos por agua, vapor, gas y otras fuentes de energía y después, se transmite hasta los centros de consumo a través de una extensa red. Antes de llegar a las casas, esa energía se adapta a las necesidades de la comunidad en las estaciones de transformación.

¿Qué necesita una casa?

Es muy importante conocer qué cantidad de potencia precisa cada hogar. El método para averiguarla consiste en sumar la potencia, expresada en vatios (W), de cada uno de los aparatos eléctricos que se utilizan en una casa. Si la necesidad de potencia es superior a la contratada, se corre el riesgo de quemar la instalación por sobrecarga y de averiar alguno de los electrodomésticos.

Por ello, es muy importante tener en cuenta la potencia contratada siempre que adquiera nuevos aparatos. No obstante, si dispone de varios equipos de alto consumo eléctrico, una buena precaución será evitar ponerlos en funcionamiento todos al mismo tiempo.

El consumo de algunos aparatos electrodomésticos puede ser elevado. Cuando adquiera uno nuevo, asegúrese de que la potencia contratada es capaz de soportar más, sin riesgos de sobrecarga en la red.

Las claves de la instalación    

Aunque cada país aplica su propia normativa sobre instalaciones eléctricas, existen ciertos elementos necesarios y  compartidos por todo el mundo. Haciendo un recorrido por una casa cualquiera, se encuentra lo siguiente:

  • El contador:

Señala el consumo eléctrico de la vivienda y, para que no pueda ser manipulado por el usuario, las compañías lo precintan. Normalmente, se instala lo más cerca posible de la entrada de alimentación de la casa y junto al cuadro de distribución.

  • El cuadro de distribución:

Contiene la llave general, con el que se para o se activa el suministro eléctrico y está preparado para saltar automáticamente en caso de sobrecarga o cortocircuito. También incluye el llamado interruptor diferencial, un elemento de protección del circuito y de las personas contra derivaciones de los aparatos eléctricos. En las instalaciones más modernas, también puede haber un interruptor automático independiente para cada uno de los circuitos de la casa –para puntos de luz y conexión de alumbrado, para electrodoméstico, para el resto de los enchufes…-.

  • Las cajas de registro o de distribución:

En el ámbito doméstico, se conocen como cajas “de empalmes” y están situadas en el margen superior de las habitaciones de la casa. A estas cajas camufladas con tapas de plástico, llegan los cables conductores de la instalación, unidos mediante unos elementos de plástico con tornillos llamados regletas o dados de unión.

  • Mecanismo de conexión y accionamiento:

Se trata de las tomas de corriente e interruptores que permiten conectar aparatos a la red y manejar su encendido y apagado, así como accionar los elementos de iluminación.

Los cables eléctricos

Forman parte de la instalación, pero conviene conocerlos bien antes de llevar a la práctica cualquier trabajo de electricista, como los que encontrará a lo largo de estas páginas.

Los cables están codificados con colores para distinguir su función dentro de la instalación. Actualmente, el cable activo, también conocido como fase o de alimentación, siempre es de color marrón o blanco, mientras que el cable neutro o de retorno es azul. Las inhalaciones preparadas con toma de tierra tienen un tercer cable que no transmite corriente porque es de protección y que se distingue por ser verde y amarillo. No obstante, si tiene que trabajar en una instalación antigua, es probable que se encuentre con un cable rojo (fase), negro (neutro) y otro verde (toma de tierra).

Deja un comentario